Celebrar una boda en Madrid y que sea especial no es imposible

Muchas veces, a la hora de escoger dónde casarse, los madrileños huyen de su ciudad. Parece que hay una especia de fobia a celebrar una boda en Madrid y es preferible irse a sitios como la costa cantábrica, las islas o Andalucía. Sin embargo, Madrid ofrece multitud de posibilidades para celebrar una boda increíble y digna de recordar.

El paisaje que quieras para tu boda en Madrid

Sí, es cierto que te va a resultar imposible casarte en la orilla del mar, pero no hay que olvidar que Madrid tiene también algunos paisajes con los que no cuentan otros lugares. Casarse en Madrid tiene como gran ventaja poder decidir qué ambiente darle a tu boda, ya que puedes casarte con vistas a los rascacielos de la ciudad o en mitad de la sierra, en una celebración rodeada por frondosos bosques y caudalosos ríos.

Gracias a esto, puedes tener un ambiente más urbano y moderno o uno más tradicional y en conexión con la naturaleza. Y todo ello sin tener que irte muy lejos de Madrid, ya que también hay que pensar en los invitados: no todos podrán permitirse el traslado y el alojamiento para asistir a tu boda a 500 kilómetros de Madrid, sobre todo porque estos lugares son especialmente caros debido a su popularidad.

Madrid también tiene edificios históricos donde celebrar una boda

No todo en Madrid son recintos artificiales expresamente diseñados para celebrar bodas, algo que acaba provocando una sensación fría en la celebración. También hay edificios históricos que hoy en día permiten celebrar una boda y le aportan un encanto especial. Por ejemplo, El Antiguo Convento de Boadilla del Monte te ofrece una de las mejores fincas para bodas en Madrid por su valor arquitectónico: es un precioso convento del siglo XVII que hoy en día se ha convertido en uno de los lugares preferidos para celebrar una boda en Madrid.

Llegar a Madrid será sencillo para los invitados de tu boda

Decíamos antes que no todos tus invitados podrían permitirse un desplazamiento a la costa cantábrica o a las islas. Pues bien, otra gran ventaja de Madrid sobre otros rincones de España es su espectacular conexión con el resto del país. Gracias a su ubicación en el centro de la península y a que cuenta con unas buenas infraestructuras de ferrocarril, de carreteras y aeroportuarias, a lo que hay que sumar la gran oferta de transporte, es muy sencillo y barato llegar a la capital, algo más difícil para los traslados a otros puntos del país.

Además, también hay un gran número de hoteles, por lo que no será difícil encontrar alojamiento para todos. Esto es especialmente importante si se trata de una boda en la que hay un gran número de invitados y muchos vienen de fuera de la capital.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia